Todos los años a mediados de enero Steve Jobs, ese genio del marketing que siempre ha decidido dejar lo de la informática a los que de verdad saben de ello, comunica al mundo la nueva nueva. Lo hace en pleno centro de San Francisco, en el Moscone Center, a media hora de Cupertino (en pleno Silicon Valley) donde Apple tiene sus cuarteles generales.

Parece que Jobs nos tiene acostumbrados últimamente a sacar conejos de la chistera en cada ocasión. Esta vez ha sido el Mac Air y antes el iPhone o el iPod ¿Qué nos esperará para la próxima edición de la feria de Mac?

La otra parte de la fiesta la componen los miembros de la secta Mac que hace cola a las afueras de los dos edificios del Moscone Center y esperan con avidez la buena nueva. Son los mismos fans que lanzarán gritos histéricos -casi siempre fuera de lugar- cuando el gran sacerdote de Apple redima al mundo de la informática de la oscuridad en la que ha estado, hasta entonces, sumergido. Él dijo aquello de que quería cambiar el mundo y lleva camino de conseguirlo.

by TechNopal