Bodega Bay se encuentra situada en el condado de Sonoma al norte de San Francisco, al otro lado de la Bahía. Al igual que la cercana Sonoma, la zona es conocida por sus viñedos, aunque menos famosos y abundantes que la comarca vecina, pero, sobre todo, por sus parajes costeros. El turismo no es agobiante, dado que el buen tiempo nunca está asegurado y el viento sopla con generosidad. De hecho uno de los pasatiempos de la zona es el hacer volar cometas que se compran en algunos de los múltiples establecimientos que los venden a lo largo de las carreteras.

Y por supuesto, tratándose de una zona costera Bodega Bay es conocida por su marisco y pescado. Eso sí, preparados ambos siguiendo el gusto de la zona: muchas veces en sandwich y con bastante rebozado. Sabores distintos a los de tierras gallegas.

Otra de las visitas “obligadas” es la las comunidades de artesanos. Quién sabe si se trata de reminiscencias de alguna comunidad hippy de los años sesenta o, simplemente, de amor al arte. El caso es que nos podemos encontrar con que al lado de finas exposiciones, con productos no aptos para cualquier bolsillo, se encuentran verdaderos rastros con objetos al que nos resultaría imposible encontrar un destino en nuestras casas.

El alojamiento típico y más recomendable para el visitante es el de las casas de alquiler. Verdaderas mansiones cuyo precio de venta rebasa el millón de dólares se alquilan por unos cientos de dólares para el fin de semana y con todas las comodidades: jacuzzi, piscina… En cualquier sitio web nos podemos encontrar con verdaderas gangas.